banner_principal unam_morelos
2017-11-21  13:30 hrs.

Historia

Una breve semblanza acerca del Instituto basada en la publicada en el libro La Ciencia en la UNAM 2007.
El Instituto de Matemáticas de la UNAM, a 70 años de su fundación
Ver el artículo de Carlos Prieto en la revista Ciencia publicado en el número de abril-junio 2013.

El Instituto de Matemáticas de la UNAM.

Los investigadores de este instituto trabajan en áreas como álgebra, Análisis Matemático, Combinatoria y Teoría de las Gráficas, Ecuaciones Diferenciales, Geometría, Física-matemática, Sistemas Dinámicos, Teoría de la Computación, Probabilidad, Sistemas Dinámicos y Topología. Además de sus instalaciones en CU, el Instituto de Matemáticas (IM) cuenta con una sede en Cuernavaca y otra en Juriquilla, así como una representación en Oaxaca.


Casi desde Cero

El IM inició sus actividades el 30 de junio de 1942 y con ello también comenzó el desarrollo moderno de las matemáticas en nuestro país, que en la actualidad se distingue por haber consolidado la investigación en el área.

Si bien allá en el año de 1646, en la Real y Pontificia Universidad de México se dictaba ya la cátedra de Matemáticas, no es posible afirmar que en nuestro país existiera una tradición sólida de matemáticos.

Es a partir de la primera mitad del siglo XX que esta rama del saber comienza a tener una promoción seria y vigorosa. Y en este punto es indispensable mencionar a Sotero Prieto Rodríguez (1884-1935), maestro de toda una generación de notables científicos, como Carlos Graef, Manuel Sandoval Vallarta, Alberto Barajas, Nabor Carrillo, Javier Barros Sierra, Eli de Gortari, Fernando Hiriart... y tantos más. Sin duda, Sotero Prieto fue precursor tanto del Instituto de Física como del de Matemáticas, no sólo por formar a semejante generación de estudiosos sino por instituir la sección matemática de la Sociedad Científica Antonio Alzate, antecedente de la Academia Nacional de Ciencias.

Una vez comenzadas las labores del Instituto, se consideró como prioridad enviar a investigadores al extranjero para que su perfeccionamiento repercutiera en la propia calidad de la dependencia universitaria. Además, se invitaría a distinguidos matemáticos extranjeros para realizar seminarios, y de esta manera también reforzar áreas específicas.

Desde su establecimiento, este tipo de acciones ha sido una constante en el programa de trabajo del IM. George Birkhoff, de la Universidad de Harvard, fue el primer matemático extranjero invitado al Instituto e influyó en los trabajos que sobre física-matemática realizaron Alberto Barajas y Carlos Graef Fernández, así como en aquellos que Roberto Vázquez y Javier Barros Sierra produjeron en el área de geometría. Otro ejemplo notable lo constituye Solomon Lefschetz, de la Universidad de Princeton, quien realizó una serie de visitas a México entre los años de 1945 y 1966. Su quehacer en nuestro país fue vital para la fundación y consolidación de tres relevantes áreas de las matemáticas: Geometría Algebraica, Ecuaciones Diferenciales y Topología Algebraica. Tan importante fue su labor que el Gobierno Mexicano le otorgó el “águila Azteca”, presea entregada por el entonces presidente Adolfo Ruiz Cortines.

Durante el periodo de 1942 a 1961 los miembros del Instituto realizaron una notable labor de enseñanza en la Facultad de Ciencias. Además, con los congresos nacionales de la Sociedad Matemática Mexicana se logró sembrar el gusto y la inquietud en profesores y alumnos de todo el país por distintas ramas de las matemáticas.

Durante las décadas de los sesenta y setenta se le dio mayor impulso a la formación del personal académico. Este trabajo rendiría sus frutos en la década siguiente, gracias a lo cual se consolidó lo alcanzado hasta entonces, se profesionalizó la actividad de investigación y se abrió la posibilidad para crear nuevas instituciones de enseñanza e investigación matemática con altos niveles de calidad.


A multiplicarse

Un dato que refleja fielmente la trascendencia de un instituto, más allá del número de publicaciones o doctores que reúne, es la cantidad y calidad de centros académicos a los que ha dado lugar.

En el caso del IM, es importante recordar que de esta dependencia se desprendió en la década de los sesenta lo que sería después el Departamento de Matemáticas del Cinvestav, del IPN; en la de los setenta, el Departamento de Matemáticas, de la UAM; y en la de los ochenta, el Centro de Investigación en Matemáticas (CIMAT), institución autónoma con residencia en la ciudad de Guanajuato.


El Instituto de Matemáticas en el país

Al finalizar la década de los ochenta, un grupo de investigadores del Instituto propuso la creación de una sede en la ciudad de Morelia, con el fin de ampliar el número del personal académico de los distintos grupos de investigación, además de fomentar el desarrollo de nuevas áreas de investigación. La iniciativa, que además era congruente con la política de descentralización de la UNAM, obtuvo la aprobación correspondiente del Consejo Técnico de la Investigación Científica el 21 de febrero de 1990. Poco después, el 11 de diciembre de ese año, se firmó un convenio con la Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo y la nueva unidad empezó a trabajar ese mismo día.

Se formaron cuadros científicos de alta calidad en las áreas de álgebra, Geometría, Análisis Real o Complejo, Topología, Probabilidad y Estadística, Físico Matemáticas y Teoría Analítica de Números. Sus científicos además de realizar investigación, también contribuyeron en buena medida a la educación del nivel superior en la región. En 1996 se estableció el programa de posgrado conjunto con la Universidad Michoacana de maestría y doctorado en Matemáticas, que al día de hoy (2007) es el único posgrado constituido bajo esta naturaleza en la UNAM. A partir de ese entonces el Instituto de Matemáticas empezó a recibir a estudiantes de dicho programa, así como a tesistas de licenciatura. Es notable que algunos de los primeros estudiantes de la Universidad Michoacana, formados por investigadores del IM, hayan obtenido sus doctorado y hoy están regresado a su Estado, con lo que se consolida el círculo virtuoso que se buscaba iniciar.

Después de 21 años de trabajo, la Unidad Morelia llegó a ser un centro de excelencia y referente a nivel nacional e internacional en materia de investigación y docencia que consiguió ser plenamente autónomo del Instituto de Matemáticas el 17 de junio de 2011, día en que el Consejo Universitario, presidido por el Dr. José Narro Robles, determinó convertirlo en el Centro de Ciencias Matemáticas, Campus Morelia, con la misión de realizar investigación matemática del más alto nivel, formar profesionales de las matemáticas, difundir los resultados de las investigaciones y el conocimiento matemático, contribuir a la difusión de la cultura y consolidar el posgrado conjunto en ciencias matemáticas.

En 1996, se creó la Unidad del Instituto de Matemáticas en la ciudad de Cuernavaca, Morelos, sede de múltiples eventos matemáticos de relevancia internacional. En ella se desarrollan proyectos de investigación en Dinámica Molecular, Simulación de Materiales Nuevos, Física Matemática y Modelación Matemática que le dan un carácter amplio en cuanto a aplicaciones, sin descuidar la parte básica fundamental con proyectos de investigación en Funciones Especiales, Geometría Diferencial y Topología Algebraica, Dinámica Holomorfa y Teoría de Nudos, entre otros temas.

En fecha más reciente, el 11 de noviembre de 2011 el Consejo Técnico de la Investigación Científica aprobó la creación de la Unidad Juriquilla, al norte de Querétaro, resultado de los magnos esfuerzos de descentralización de actividades de investigación científica, educación superior, desarrollo tecnológico y de formación de recursos humanos de alto nivel en el Bajío, ha sido la región de mayor crecimiento y proyección empresarial y tecnológica de México en los últimos tiempos.

El aún reducido número de investigadores de la Unidad Juriquilla, no ha sido obstáculo para que exista una participación activa en el desarrollo de la ingeniería, la ciencia y la tecnología necesaria en la región, a través de la docencia, la investigación y la aplicación de las matemáticas avanzadas para resolver problemas que provienen de la ingeniería y la ciencia en tres vertientes: Matemáticas discretas, Biomatemáticas y Matemáticas para la medicina e Ingeniería matemática.


Suma de esfuerzos

Gran parte de la labor del IM encaminada a la difusión y apoyo al desarrollo de la matemática en México se ha hecho en estrecha colaboración con la Sociedad Matemática Mexicana. El Instituto ha participado en todos los Congresos Nacionales de ésta, así como en las innumerables reuniones académicas organizadas por la Sociedad, en muchas de las cuales ha sido coorganizador.

En el campo de la difusión y la enseñanza media superior, puede mencionarse el diplomado para profesores de bachillerato que organiza el IM desde 1999, la realización y publicación de material de matemáticas para todo público, disponible en la página en internet http://puemac.matem.unam.mx, y el inicio, en 2001, de una serie de videos de divulgación de la disciplina en cuestión.


La investigación

La organización académica del IM tiene la flexibilidad necesaria para incorporar a su trabajo de investigación todas aquellas áreas que forman parte de la cultura matemática universal. Para dar una idea general de la investigación que se realiza en el instituto se mencionan las siguientes líneas: álgebra, Análisis, Computación, Lógica, Topología, Geometría, Estadística, Probabilidad, Teoría de las Gráficas y Combinatoria, Ecuaciones Diferenciales, Sistemas Dinámicos y Optimización.


unam campus morelos Unam Campus Morelos IBT CCG CIE FIS CRIM MATCUER
Unidad Cuernavaca del Instituto de Matemáticas UNAM